FREE BLOG INSPIRADO EN LA PORTEÑA ARTERIA VIAL QUE SE EXTIENDE DESDE AV. GENERAL PAZ HASTA CALLE ZAMUDIO

septiembre 15, 2007

Anticipando lo que vendrá

Al pensar en las elecciones que se aproximan, no deberían existir dudas.

Si Elisa Carrió tendrá la pujanza política suficiente para “hacer fuerza”, si habrá o no ballotage, si se formará una nueva e improvisada alianza (o unión, o como se llame), si Lavagna es verdaderamente tan bueno como la cara que pone, si a Lopez Murphy le interesan estas elecciones o simplemente busca una banca en la Cámara de Diputados de la Pcia. de Bs. As. (probablemente ni él lo sepa), si Duhalde con su repentina aparición está para reorganizar el PJ o para intentar molestar un poco al kirchnerismo… Todo esto, considero, son simples anecdotas.

Las elecciones para la Presidencia de la Nación a desarrollarse el Domingo 28 de Octubre de 2007 arrojarán un resultado que no se puede eludir: categórico triunfo del oficialismo. No pongo en tela de juicio si tal fruto será bueno o malo. Pero la realidad no me hace tener ni la más mínima duda al respecto: los K seguirán en el poder.

Escapémosle de atribuir tal victoria al ocaso de una recesión económica que parecía interminable, a los 5 años de crecimiento sostenido y continuo como contrapartida, a la impensada acción para el 2001 de saldar la deuda pública con el FMI, a la reactivación de la producción nacional teniendo a las PyMEs como uno de los primordiales motores, al retorno de las exportaciones se que habían convertido en una nostalgia, a tener una paridad cambiaria que –si bien provoca una pérdida en el poder adquisitivo– forma una barrera a las importaciones y genera un proteccionismo implícito, al gran y dichoso crecimiento del rubro de la construcción y consecuentemente el de sus adherentes, al aumento de las jubilaciones que estuvieron congeladas por más de una década (no obstante, siguen siendo completamente miserables), etc, etc.

Mejor tengamos otro razonamiento.

Si miramos un poco la historia reciente encontraremos algunos hechos curiosos...
Las votaciones en las elecciones presidenciales de los últimos años fueron llevadas a cabo aproximadamente entre los meses de marzo y mayo. En tal caso, una vez concluidas, no solo se tenía público conocimiento de su ganador, sino también se disponía de esa persona para hacer frente a cualquier contingencia o eventualidad que ocurriese antes del 10 de Diciembre. Mencionemos, por ejemplo, a Raúl Alfonsín cuando en 1989 se vió forzado a cederle su mando al riojano más famoso con una anticipación de 6 meses, o sino también al mismísimo Néstor Kirchner, quien se hizo cargo de la Presidencia de la Nación un 25 de Mayo de 2003.

Sin embargo, hoy no sucede lo mismo. Observamos que, a poco más de un mes para que el mandato presidencial finalice, aún no se han desarrollado los comicios y, por supuesto, tampoco tenemos un electo. ¿No es esto una clara y expresa señal de que en realidad ya se sabe fehacientemente quien sucederá en el poder?

Por otro lado, podemos continuar mirando un poco más la historia contemporánea argentina. Fernando de la Rúa junto a “Chacho” Álvarez llegaron a ser, de la mano de una triste y muy corta Alianza, los presidentes del Poder Ejecutivo y del Senado de la Nación respectivamente. La UCR y el FrePaSo se aliaron –en ese momento– con el propósito de vencer al oficialismo y lo lograron. El motivo de tal éxito radicó en que, al unirse, concentraron poder y se plantaron formalmente como la primordial oposición al gobierno. Tras las elecciones, se impusieron y triunfaron.

¿Existe hoy en día alguna oposición política netamente definida y que tenga vigor frente al actual gobierno? Lilita apunta a una inocente coalición cívica cuya filosofía es “portarse bien para ir al cielo”, el Bulldog está más desorientado que nunca, el Alberto sigue proponiendo su ya conocido feudalismo bananero, Mauricio y Gabriela están en otra cosa, y el simpático Sobisch causa risa con la tonada de sus discursos (además, tiene a su lado a un payaso con trayectoria).

Con esta perspectiva, de más está decir que un ballotage, más que una utopía, es una locura.

El triunfo inevitable que conseguirá Cristina Fernández de Kirchner en primera vuelta servirá para legitimar democráticamente todo el poder que el pueblo le delega al mandante que elige (escenario al que no pudo subirse su marido en el 2003 pues Carlos Saúl Méndez “se bajó” previendo una paliza política).

Habrá personas con esperanzas, otras resignadas, muchas a favor, también en contra, los desorientados de siempre tendrán su obligada participación, y también estaremos aquellos que hagamos algún otro tipo de análisis.

Quienes puedan refutarme este simple texto, estaré esperándolos. Quienes no, sería bueno que, en lugar de adherirse a mi pensamiento, le surjan grandes dudas y se preocupen por empezar a fundar una propia opinión.

* * *

2 comentarios:

Pablo dijo...

Kirchner es como un presidente genérico. En estos tiempos prefieron su actitud de crecimiento, desparejo y a los tumbos, antes que muchos de los que nombra el tano aqui.

Pitulo dijo...

¿Porque este giro a la politica? ¿que es esta especie de editorial grondonezca en el blog? Queremos fulbo, desnudos y humor idiota o te quemamos el blog!!